Página en construcción. Estamos haciendo algunos cambios y llevando a cabo la mudanza de servidor. En breve la página estará operativa al 100%. Mientras tanto podéis acceder a las entradas antiguas en este enlace. Disculpad las molestias.

17 ene. 2015

Hablamos con Sergio Ferrero

Sergio Ferrero di Muresanu es una de esas personas que escapan al encasillamiento. Nacido en Rumanía, hijo de príncipes, estudió ciencias políticas en Roma, se codeó con la jet, fue jugador profesional de poker y asiduo a fiestas vip, pero sus verdaderas pasiones fueron, y son, el arte, el deporte y, según confiesa él mismo, las mujeres bonitas. Pionero en muchos deportes, famosas fueron sus travesías sobre una tabla de windsurf, primero desde la Ibiza que conquistó su alma hasta Barcelona, luego atravesaría el océano Atlántico en una peripecia de más de 5000 Km. Destacaría también en triatlón, en pruebas de ultradistancia como el decaironman o 'el 15 mexicano', y en cuadriatlón, deporte que él mismo creó. Con 60 años descubrió el kitesurf y 4 años más tarde se embarcaría en otra aventura como cruzar el desierto entre Mauritania y Senegal por medio de un kite y una mountain board (tabla con ruedas) Todo ello compaginado con su faceta artística, pintor, escritor y hasta tuvo algún pequeño papel en el cine.
Para mí siempre ha sido un referente en cuanto a filosofía de vida y es todo un privilegio poder contar con él en este espacio. Hablamos de deporte, de arte y de vida con el Príncipe di Muresanu.




CP Mag: Hola Sergio. Muchas gracias por dedicarnos este tiempo. Tienes una trayectoria vital muy amplia y en muchísimos campos, tanto en el deporte como en el arte. Sin embargo me gusta mucho una definición que das de ti mismo: “ Yo soy un vividor, pero un vividor sano, un vividor atípico al que le gusta el arte y el deporte” Al final parece que lo realmente importante es vivir y ser feliz con lo que uno hace ¿no?
Sergio Ferrero: Si, vivir y ser felices, pero también cuidar el cuerpo y el alma. Yo nunca he fumado, nunca he bebido y nunca he tomado drogas. Escribo poemas y sigo siendo romántico. Siempre me ha aburrido lo que dicen los jóvenes de hoy; hacer sexo. Yo siempre hice y sigo haciendo el amor.
Estoy enseñando a mi hijo Renato, que tiene 10 años, a querer la naturaleza, los animales y las plantas. En mi jardín he plantado más de 2.000 plantas, todas hechas por mí desde semillas o ramitas.
Se puede ver en mi facebook Sergio Ferrero di Muresanu un bonito reportaje sobre mi jardín y mis plantas: “MY LITTLE BIG PARADISE” El hombre es un animal muy raro, venera a un dios invisible y al mismo tiempo destroza la naturaleza que es Dios.

"Vivir y ser felices, pero también cuidar el cuerpo y el alma"

Me gustaría hablar de tus comienzos. ¿Como pasa “La terreur” (El Terror como te conocían entonces en los ambientes de moda) a convertirse en deportista?
S.F: Siempre hice deporte. Desde niño, a los 4 años, me enseñaron a nadar y gané algunas competiciones. Al mismo tiempo intentaba flirtear con las niñas y las dos cosas me han seguido hasta ahora.

Has escrito un libro “Pacha Ibiza 1979. Cómo empezó todo”, que todavía no he tenido la oportunidad de leer, en el cual narras tu primer gran reto, la travesía Ibiza- Barcelona sobre una tabla de windsurf. De primeras llama la atención ver en el título a la discoteca Pachá pero tú has sabido compatibilizar como nadie la vida social-nocturna con el deporte. Háblanos un poco de todo esto, lo que supuso la travesía y si ha sido un antes y un después en tu vida.
S.F: Siempre me ha gustado mucho bailar y aquí en Ibiza cuando llegué en 1979 la disco Pacha era algo increíble. Yo estuve viviendo en mi velero Bárbara, un Camper & Nicholson de 1923 fondeado a 100 metros de Pacha. Todas las noches bailando hasta las 5-6 y después en el barco enamorado perdido de la chica más guapa de la discoteca. Después de un rato con ella me iba navegando en windsurf a Formentera y a veces era de noche. Estaba muy entrenado  y durante esas navegaciones nocturnas me surgió la idea de Ibiza – Barcelona en windsurf que está muy bien descrita en mi libro Pacha Ibiza 1979. Después del éxito la aventura había comenzado. Ha sido mi droga.


Está claro que el mar ha sido uno de los protagonistas de tu biografía. Durante 18 años has vivido en un velero y luego siempre has tenido alguna relación con el mar, ya sea en el windsurf. La piragua, el kite... Hay un poema de Neruda que en su primera estrofa reza “Necesito del mar porque me ensaña” ¿Que es lo que le ha enseñado el mar a Sergio Ferrero?
S.F: Cuando en 1982 estuve cruzando el Atlantico en windsurf, desde Canarias hasta Barbados en 24 días, me di cuenta de que yo, el rey de todo el mundo, no era más importante que una pequeña gota del Océano. Tenía el infinito por arriba, por debajo y por delante. No contaba nada en el desarrollo del mundo. MÁS PEQUEÑO QUE UNA GOTA DEL MAR. Esto es lo grande que me ha enseñado el mar.



"Me di cuenta de que yo no era más importante
que una pequeña gota en el océano"

Otro de tus grandes retos fue el cruce del Atlántico sobre la tabla de windsurf. 24 días de travesía. Dicen que te hiciste “amigo” de un tiburón y que luego al llegar a Barbados te detuvo la policía por contrabandista... ¿Como fue aquella experiencia?
S.F: Desde que salí de Gran Canaria estuvo siguiéndome un tiburón. Pasé la noche hablando con él para tranquilizarle y tranquilizarme. Sabía que el miedo crea la adrenalina que también es un signo de agresividad y es lo que hace que un tiburón te ataque. El día siguiente me golpeó la tabla, probablemente para saborear la tabla con sus papilas gustativas que tiene en la piel y me hizo caer.
He tenido la sensación de caerme encima de él, a lo mejor encima de la botavara y esto me ha creado muchas pesadillas durante las largas noches. Y cuando al final llegué a  Barbados por la noche, el velero que me apoyaba se quedó anclado en alta mar por miedo a las rocas, sin poder avisar a Barbados radio. Yo seguí hasta una playa donde me esperaban dos policías de color que cuando le expliqué que llegaba desde Canarias me contestaron “¿crees que por ser negros somos tontos?”  y me trajeron a comisaría denunciándome por desembarco clandestino. Aclarado todo me hicieron pagar 2.000 dólares de multa.

Luego tuviste un época más centrada en el triatlón, cuando todavía tenía un componente más de aventura y donde se te llegó a conocer como “El Príncipe Rosa” por el color de tu bici y tu indumentaria ¿Que recuerdos guardas de aquella época? Fue famosa tu anécdota de que te perdiste la salida de un ironman por quedarte dormido...
S.F: El triathlon ha sido mi vida y mi sueño durante muchos años. Siempre quería más, más duro, más largo, hasta que hice 2 veces el Deca Ironman y después el 15 (57 Km de natación -2700 Km de bici – 633 Km de carrera a pie) Exageré.
Me perdí la salida de un ironman en Nueva Zelanda porque mi despertador estaba con la hora europea.

Foto: www.gs-guccilife.blogspot.com.es/ 
 "El triathlon ha sido mi vida y mi sueño durante muchos años"

Y llegamos al cuadriatlón, deporte que  creo que inventaste y que por cierto he probado y  me parece divertidísmo, una pena que no tengan más difusión. Además organizaste durante 12 años  la prueba de Ibiza que era campeonato del mundo¿como fue aquella experiencia?
S.F: La experiencia fue fantástica. Añadí la piragua al triathlon para hacer 2 deportes con los brazos y 2 con las piernas y sobre todo, la piragua en mar abierto le daba un toque de aventura.
Organicé durante 12 años el mundial de Ibiza donde cada año venían de Eurosport y transmitían un reportaje de 1 hora que después distribuían en todo el mundo a través de la BBC Word Wide. Una publicidad enorme que creó muchísimos celos en la federación de triathlon que querían controlar ellos el quadriathlon y que me hicieron una guerra muy sucia. Yo no quería guerra, quería ser feliz.
Lo hice por amor y no seguramente por dinero como ellos. Y como no querían entenderme caminé solo.


Tanto en triatlón como en cuadriatlón has llegado a hacer pruebas larguísimas, como el decaironman, el 15 Mexicano o el octuplo cuadriatlón (40 Km natación + 160 de piragua + 800 de bici + 160 de carrera a pie) Esto ya no sólo supone un gran desafío físico sino sobre todo mental ¿Cómo afrontabas esas pruebas? ¿Que aportaron a tu vida?
S.F: Entrenar era mi vida. A veces hacía corriendo 10 series de 10 Km. Cada día 3-4 deportes maravillosos que me regalaron una forma física y mental extraordinaria.


"Entrenar era mi vida"

Ya con 60 años descubriste el kite, deporte en el que también llegaste a destacar.  La edad nunca fue un obstáculo para ti. Hay una frase atribuída a Einstein que dice algo así como “no se deja de pedalear cuando se envejece sino que se envejece cuando se deja de pedalear” ¿Hay algún secreto?
S.F: Quererse mucho, comer sano, dormir mucho y hacer mucho el amor.

Hablemos un poco de arte. Tienes una larga trayectoria como pintor, fuiste amigo de Andy  Warhol y ha sido una gran influencia en tu obra. Son célebres tus 'strappi', strappi es un término italiano que significa algo así como arrancar o desgarrar, y un poco la técnica creo que consiste en eso, romper y volver a unir. Pero mejor explícanoslo tú, por qué esta técnica y que es lo que nos quieres transmitir.
S.F: Destroyind and creating. El hombre sigue destrozando la naturaleza y cuando se da cuenta que no hay peces en los mares intenta remediar, ma (Sergio emplea la expresión italiana) ya es tarde. Intenta hacerlo con amor, ma no hay amor sin amor.


Relacionado con tu faceta artística en 1978 creas “Generation future”, un movimiento cultural que se pregunta que planeta vamos a dejarle en herencia a las generaciones futuras. Siempre has destacado por tu conciencia ambiental, que muestras en obras como la de 'Remember Amoco Cadiz” (el petrolero que originó un gran vertido frente a las costas de Bretaña en 1978) y también en tu forma de vida, vives rodeado de plantas, reciclas materiales para tus obras...
S.F: En 1978 en París estuve llorando largos ratos al ver los destrozos que la petrolera Amoco Cadiz había hecho en el mar. Los maravillosos cormoranes llenos de oil que se morían ahogados. Ahí nació mi obra REMEMBER AMOCO CADIZ y también surgió el deseo para dejar un mensaje fuerte GENERATION FUTURE. Si ero preocupado por el futuro del planeta y la herencia que iremos dejando a nuestros hijos. Y como sabes han echo prosprecciones en Ibiza y en Canarias.



"Estuve llorando largos ratos al ver los destrozos que la petrolera Amoco Cadiz había hecho en el mar"

Ya para ir terminando. Creo que tu último gran reto y seguramente el mejor has sido el de ser padre ¿Que tal está resultando la aventura?
S.F: Después de 7 años maravillosos llenos de amor me separé de la mamá de Renatino. Ha sido durísimo para mí pero hubiera sido tremendo quedarme también sin mi hijo. A los 15 meses nos quedamos solos y he tenido que aprender a cambiarle un pañal, a cocinarle... de un día para otro. Mis amigos decían que sería imposible pero, como ya sabes, la diferencia entre lo posible y lo imposible siempre estará en nuestras manos. Renato es el regalo más grande que la vida ha querido ofrecerme.

Muchas gracias Sergio. Me gustaría despedir esta entrevista con el lema que acompaña a tus obras y que al final es lo más grande “Life is love”.No sé si quieres añadir algo más a nuestros lectores, algún consejo desde la experiencia que te ha proporcionado todos estos años de aventuras.
S.F: LIFE IS LOVE. Esto es el truco. Afrontar la vida con amor. El AMOR es el arma más poderosa que puede cambiar el mundo.


"El amor es el arma más poderosa que puede cambiar el mundo"

Web de Sergio: sergioferrero.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario